Speedster-snail (o snail-bolide en francés) es un pequeño automóvil propulsado únicamente por el propio caracol. La cinta sobre la que está parado le permite girar las ruedas del coche de carreras y así moverse a una velocidad muy superior a la que le suele permitir su modo de locomoción.

¿Cómo se adueñará gradualmente el caracol de su coche y de sus nuevas habilidades?

“Aumento” los animales pequeños, pero siempre respetándolos. Ofrecerles una ampliación de sus campos de experiencia, sin apurarlos. Sin embargo, este trabajo tiene un componente crítico. Sobre la concepción antropocéntrica que proyectamos sobre el reino animal, por ejemplo. Genero todo un pequeño mundo emparejado, que plantea de manera poco convencional la cuestión de la comunicación entre especies y las relaciones cada vez más fuertes que estamos desarrollando entre los organismos vivos y la tecnología. Por supuesto, podemos ver allí una transposición del transhumanismo. ¿Vamos a buscar incansablemente superar los límites de lo posible, o más bien podríamos pensar en compartir entre nosotros y los diferentes reinos de la vida nuevas formas de ver el mundo, con respeto y comprensión hacia los demás?

SpeedsterSnail

Un breve extracto de las primeras salidas de nuestro velocista-caracol y su conductor, Horace.